Prefabricados de hormigón y su uso en las viviendas

A pesar de que actualmente no cuentan con una buena imagen, las ventajas de este tipo de productos prefabricados de hormigón están empezando a imponerse a las construcciones tradicionales en algunos puntos de Europa. Se construyen más rápido, más baratas y permiten aumentar la seguridad de los empleados durante la construcción.

Las viviendas prefabricadas de hormigón nunca han gozado de un gran prestigio en España. No obstante, esto no ocurre en otros países como Francia, Inglaterra, Canadá o EEUU, donde las casas modulares arrasan desde hace tiempo. Afortunadamente, en España se está dando la vuelta a la situación y ya desde 2015 las peticiones de presupuestos para estos productos prefabricados de hormigón se han llegado incluso a triplicar.

Apostar por este tipo de viviendas tiene grandes ventajas, tanto constructivas como de diseño. Para las empresas pre-fabricadoras de Sevilla como Creaciones Merchán estos hogares no tienen nada que envidiar a los tradicionales, ya que son tan sólidas y resistentes como los tradicionales edificios de ladrillo.

Desde el punto de vista del diseño, las casas prefabricadas de hormigón cuentan con la ventaja de poder construirse bajo las últimas tendencias. En lo que respecta a la parte industrial, los beneficios son muchos más. En primer lugar, está el aspecto económico: una vivienda prefabricada de hormigón se construye con un presupuesto totalmente cerrado. Usted elige el diseño (distribución, acabados y materiales), que quiere y sabe cuánto va a pagar cuando la obra haya terminado.

Además de una calidad constructiva inigualable, las casas modulares se construyen con tiempos concretos. Muchas empresas cierran el plazo de entrega desde la fase de proyecto y lo hacen de forma garantizada.

El proceso de construir una casa prefabricada se realiza prácticamente al completo en las fábricas, lo que mayor rigurosidad y control, con unas calidades que superan incluso a los procesos tradicionales de construcción. Menos transporte y mano de obra supone optimización de costes para empresa y cliente.

Obviamente, todo el proceso acaba sobre el terreno: una vez finalizada la estructura, se transporta, como se hace con otras piezas prefabricadas, todas las partes para su ensamblaje en la ubicación final. Los criterios sostenibles también son importantes, ya que el sector de la vivienda está adquiriendo matices más verdes y ecológicos, ya que es lo que demanda la sociedad.

Gracias a la versatilidad de los prefabricados de hormigón se pueden incorporar al proceso de construcción los criterios sostenibles más adecuados, reduciéndose las emisiones de CO2.

Reciclaje en la construcción de prefabricados de hormigón

El sector de la construcción genera anualmente una media de dos toneladas de desechos por cada habitante. Esa es una mala noticia, pero aquí viene la buena: las propias empresas pre-fabricadoras están cada vez más mentalizadas de que se deben reciclar los desechos generados por su propia actividad.

Es aquí donde surge hablar de los beneficios de la economía circular, es decir, que las empresas pre-fabricadoras (y de la construcción en general) empleen cada vez más materiales reciclados que procedan de las demoliciones.

Hasta hace muy poco tiempo, todos estos residuos eran depositados casi en su totalidad en el vertedero, lo que general un fuerte impacto en el medio ambiente. Gracias a la economía circular, cobra más importancia reducir, reutilizar y reciclar.

Lo que se busca en el sector de la construcción es conseguir los siguientes objetivos:

  • Reducir la huella de carbono
  • Minimizar el uso de residuos
  • Disminuir el consumo de recursos naturales
  • Hacer que los materiales tengan más de una vida gracias al eco-diseño

Si precisa productos prefabricados de hormigón en Sevilla, no dude en contactar con nosotros.

Deja un comentario